Compartir

Representantes de distintos sectores volvieron a reunirse con el objetivo de aunar criterios.

Con el objetivo de encontrar una salida viable que permita regular la faena y el comercio de la carne en Jacobacci, representantes de distintas instituciones volvieron a reunirse este miércoles con un grupo de comerciantes del rubro.

La reapertura de la planta de faena local y la intensificación de controles por parte de los organismos competentes para garantizar la salubridad del producto dejó al descubierto falencias y procederes que no se encuadran en las normas vigentes.

De la reunión, que se desarrolló en la Casa de la Historia y Cultura del Bicentenario “Don Elías Chucair”, participaron el secretario de Gobierno del municipio, Mario Vedia, el Coordinador de Producción, Héctor Lugones, la presidente y el vice presidente de la Cámara de Comercio Industria y Minería, Mónica Mena Vera y Rodrigo Méndez, respectivamente, el jefe de la Unidad 14, comisario Fredy Mullato, referentes de la Brigada Rural de Policía, inspectores del área de Bromatología municipal y comerciantes de la carne.

A partir de octubre comienza la venta de corderos y chivitos. Foto: José Mellado

Una parte de la carne que consume la comunidad jacobaccina ingresa de otras regiones con las medidas de salubridad correspondientes, y el resto de los campos de la zona. Sin embargo, en éste último caso, no todos los animales, ovinos, caprinos y bovinos, pasan por el matadero local, sino que son faenados en forma clandestina.

De los 18 comerciantes del rubro, solo cinco faenan en el matadero local. Una de las razones que expusieron es el alto costo de deben afrontar por faena, detallando que en el caso de los ovinos y caprinos el costo de la faena representa el 20% del valor del animal. Los comerciantes, admitieron también que, en base a los controles realizados por provincia y el municipio, han avanzado en las mejoras de las instalaciones de los locales con la incorporación de nuevos equipos de frio y mejoras edilicias que hacen a las medidas de seguridad y salubridad y solicitaron al municipio la intervención ante la el Frigorífico Cooperativa JJ Gómez, concesionario de la planta de faena local, para poder lograr una baja en el valor de la faena de los animales menores. “No estamos en desacuerdo con lo que pagamos por la faena de vacunos, pero nos parece excesivo pagara casi $ 2.000 pesos por la faena de un animal que vale $ 10.000” señalaron.

LEER  “Conocí a muchos políticos que ladraron y no llegaron a nada”

En el marco de la reunión también se expuso la venta “callejera” de carne y la situación de la policía en la aplicación de controles. En este sentido se avanzó en la diagramación de un plan de “cierre de caminos y huellas» que comunican a Jacobacci con la zona rural, y derivar el tránsito por las rutas 23 y 6, donde están los puestos de control policial, para evitar que el ingreso de carne de faena clandestina o dudosa procedencia, y avanzar en una ordenanza que permita a los campesinos que acrediten boleto de marca y señal, un ingreso limitado de “animales para consumo familiar”.

También se acordó avanzar en la búsqueda de una solución para la faena de porcinos ya que actualmente Jacobacci no cuenta con un lugar habilitado para tal fin.

Las partes volverán a reunirse en los próximos días para continuar abordando esta situación y seguir avanzando para lograr una solución definitiva que permita regularizar el ingreso y el comercio de carne.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios