Compartir

En gran número se detectaron estos voraces insectos en Departamentos de Chubut y de Río Negro, ubicados en el centro oeste del Paralelo 42. Organismos vinculados al sector productivo articulan acciones para combatirlas.

La aparición de un brote de tucuras en una amplia zona del centro oeste del Paralelo 42, accionó la alerta en los campesinos y motivó una rápida intervención por parte de distintos organismos para evitar la propagación de este voraz insecto.

Luego que se advirtiera la presencia de las primeras tucuras sapo -Dicrhóplus Maculipennis-, en su primer estadio, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria -Senasa- comenzó a realizar monitoreos en la región patagónica, detectándolas a pocos días de sus nacimientos, en los Departamentos de Cushamen y Languiñeo, en provincia de Chubut, y en el Departamento de 25 de Mayo, en Río Negro.

Desde hace unos días, se observan tucuras con poco tiempo de vida. Foto: Gentileza.

Las observaciones se realizaron en los parajes chubutenses de Costa de Ñorquinco, Colonia, Tropezón, Ranquil Huao, Blancura, Rinconada, en cercanías de las localidades de Chushamen y Tecka y en Yamaniyeu, un paraje ubicado a unos 100 kilómetros al sur de la localidad rionegrina de Maquinchao, en el Departamento 25 de Mayo.

Las tucuras son insectos que no transmiten enfermedades, ni provocan lesiones en humanos, pero sí afectan directamente a las pasturas, es decir, el alimento de los animales.

En este sentido se busca actuar con la mayor celeridad posible. En Chubut, los días 24 de agosto, en la localidad de Cushamen, y el 1 de septiembre en Tecka, el Centro Regional Patagonia Sur del Senasa junto con los representantes del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de la provincia de Chubut, municipios locales, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), bomberos y representantes de las comunidades de la zona coordinaron tareas para la ejecución del plan de acción de control de tucura, programación y logística de las actividades, el uso de equipamiento, productos fitosanitarios a aplicar, entre otros.

El 30 de agosto, el Senasa junto al INTA, el municipio local y el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de Chubut, se realizaron dos capacitaciones sobre el control de tucura para pobladores de los parajes Colonia Cushamen y Rinconada del Departamento Cushamen.

Con mochilas pulverizadoras, técnicos y campesinos combaten las tucuras. Foto: gentileza.

En Río Negro, el pasado martes, una comisión integrada por técnicos de SENASA y del Ente de la Región Sur, junto al presidente de este organismo, Guillermo Oliva Tagle, recorrió la zona de Yamaniyeu para relevar la zona y entregar insumos a los productores para empezar a combatir este insecto.

“Vimos que están naciendo y en gran número. Todavía no hay una situación de emergencia, pero si para tener cuidado y ocuparse. El objetivo es identificar los lugares y empezar a hacer control a través del cebo tóxico y insecticidas”, el inspector fitosanitario del Senasa, Francisco Azzaro.

LEER  Las Comisiones de Fomento no tendrán que devolver el crédito de asistencia financiera por COVID-19

Hace unos años, el Ente compró y proyectó a los campesinos de equipos de pulverizar para que puedan actuar con el objetivo de controlar el avance la especie. “Recorrimos los campos, calibramos los equipos y entregamos insecticida para que los productores puedan empezar a controlar el avance de las tucuras” afirmó Oliva Tagle y adelantó que “en unos días vamos a volver a monitorear la zona y a entrega más insecticida”.

Durante los años 1998 y 2004, “tucuras o langostas sapo” devastaron cientos de miles de hectáreas en la misma zona. La última vez que se detectaron, fue en el 2019 y los daños fueron cuantiosos.

De acuerdo a estudios realizados por distintos organismos, los huevos que depositan las hembras en la tierra, eclosionan tres años después. Las lluvias y nevadas que se registraron durante los últimos meses, auguran campos con buenas pasturas y agua. “En años anteriores, los daños fueron muy importantes. El objetivo es poder combatirlas cuando antes para que sea el menor posible” agregó el presidente del Ente.

La detección temprana es la mejor prevención de la plaga


El Comité Patagónico por Tucuras recomienda a productores, productoras y actores involucrados intensificar el monitoreo en sus establecimientos agropecuarios, realizar controles con productos autorizados por el Senasa en los primeros estadios de la plaga y dar aviso de su presencia ante referentes de los distintos organismos y dependencias provinciales y/o municipales y el Ente de Desarrollo para la Línea y Región Sur de Río Negro.

Se realizan relevamientos en una amplia zona del Paralelo 42. Foto: gentileza.

En este sentido, Azzaro, reiteró la importancia que “el productor atienda” tanto la actividad de esquila y la parición como la identificación de los lugares de nacimiento de tucura sapo.

En línea con ello, insistió con que “se comunique la novedad” y solicite asistencia de los organismos e instituciones que trabajan en pos de la sanidad de los campos patagónicos.

Admitió que desde el Estado se los provee de elementos a insumos y se les brindan consejos y recomendaciones para que puedan actuar con la mayor celeridad posible. “El manejo temprano de la plaga con el uso de insecticidas registrados, a las dosis recomendadas y cebo tucuricida, tomando en cuenta el cuidado del ambiente, evitará daños significativos sobre las pasturas” puntualizó.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios