Compartir

Dirigentes y productores piden equiparar la liquidación de lana con la soja. Consideran que el “dólar soja” es una medida injusta para el resto de las economías regionales.

“Nos parece injusto, arbitrario y discriminatorio con el resto de las economías regionales que el Gobierno establezca un dólar diferencial solamente para la soja. Creemos que la ganadería ovina debe tener un mismo tratamiento” sostuvo la legisladora Soraya Yahuar, quien junto a su par de bancada de JSRN, Darío Ibáñez, pidió al Ministerio de Economía de la Nación, que establezca un dólar diferencial para la producción lanera.

En consonancia con la Confederación de Rurales Argentinas, los legisladores de la Región Sur rionegrina señalaron que la producción lanera es una de las economías más afectadas del país ya que en los últimos años ha padecido los efectos nocivos de las ceniza volcánica, la sequía y políticas que han contribuido a una merma considerable del stock. En este sentido consideró que debe existir un tratado impositivo diferencial para aquellos productores que permanecen en el campo cuidando las pocas ovejas que les quedan.

El 90% de la lana que se produce se exporta. Foto: Archivo.

“Es una realidad que palpamos los habitantes de la Región Sur y así lo han expresado también los productores de la Región Patagonia, a través de las Federaciones de Sociedades Rurales de Santa Cruz, Chubut y Rio Negro. La decisión del Gobierno Nacional de establecer un ´dólar soja´, resulta una diferenciación importante con el resto de las economías de nuestro país, que dista mucho del federalismo que se pregona” agregó Yahuar.

Los productores laneros exportan el 90 % de su producción, quedando solo un 10% para consumo interno. En este sentido agregó que los productores laneros no son formadores de precios, ya que estos se toman del mercado internacional.

LEER  La política, la ética y el poder. Hay que escuchar la voz de las urnas y estar a la altura de las circunstancias

“El tipo de cambio no es una variable más, es un dato clave para hacer frente al aumento de los precios relativos que conforman los costos del sector” afirmó la legisladora.

Por su lado, desde la Confederación de Rurales Argentinas señalaron que el interior de la Patagonia está poblado de productores ovejeros más que de ninguna otra cosa. No hay otra actividad que garantice la soberanía hacia adentro como lo hace la ganadería ovina.

“Hoy, en nuestras provincias hay 5857 productores que tienen en promedio 1000 ovejas cada uno, mientras que hay que tener 3000 ovejas para «salir hecho», y mínimo 4500 para tener rentabilidad” detallaron

Consideran que “la desastrosa brecha” entre el dólar oficial con el que se cobra la lana, y el dólar real que define el aumento de los costos, “ha puesto a miles de productores patagónicos en una situación angustiante de la que muchos definitivamente no pueden salir y terminan cerrando los campos”.

Los campesinos aclararon que no pretenden vivir de la dádiva, sino estar incluidos en medidas concretas, sostenibles en el tiempo, realistas, “que sinceren la economía y no que ignoren lo que les pasa a miles de productores, a los que la arbitrariedad del Gobierno los deja sin renta y los hunde en la decadencia”.

Fuente: Diario Río Negro

Comentarios