La Legislatura sancionó la ley Presupuesto para el 2024

El Parlamento rionegrino aprobó esta tarde el Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos para la Administración Pública Provincial, para el 2024. La ley fue sancionada por mayoría, con 42 votos positivos y la oposición de Juan Martín (JxC), Pablo Barreno (FdT) y María Inés Grandoso (Kolina).

Marcela Ávila informó el proyecto. Aclaró que este proyecto se elaboró con una pauta macro fiscal con un tipo de cambio establecido en 607 pesos el dólar, una variación interanual del índice de precios al consumidor de 69,5 por ciento, y un crecimiento del PBI del 2,7 por ciento.

“Sabemos todas las limitaciones de este Presupuesto por las variables que lo subyacen, en función de las estimaciones macroeconómicas que le vienen dadas a la Provincia, sobre las que nosotros no tenemos margen de acción”, dijo en su defensa.

Señaló que probablemente este Presupuesto quede devengado completamente al mes de abril del próximo año, como dijo el ministro Vaisberg en Comisiones. “Con los datos que tenemos hoy, es el Presupuesto que podemos formular”, agregó.

Según informó la legisladora, el Presupuesto 2024 asciende a un billón 150 mil pesos y es superior en un 141 por ciento al Presupuesto 2023, que ascendía a 476 millones de pesos, y es un 97 por ciento mayor que el previsto a ejecutar a diciembre de este año.

Los ingresos totales se estiman en 1 billón 44 mil pesos, incrementándose en un 97,28 por ciento respecto de la ejecución proyectada al cierre de este año. De esos recursos totales, el 98 por ciento son ingresos corrientes y el 2 por ciento, de capital.

SUGERENCIAS:  Río Negro intercambió alternativas para la construcción de casas

Los ingresos corrientes se explican en un 61,97 por ciento por los recursos tributarios nacionales que la Provincia recibe por coparticipación federal, que se incrementarán un 74,61 por ciento con respecto a este año.

La recaudación de los tributos provinciales aportará el 26 por ciento del total de los recursos corrientes, estimándose un incremento del 125 por ciento con relación al ejercicio actual.

Las regalías (ingresos no tributarios) representan el 10 por ciento de los ingresos corrientes totales, se espera que crezcan en el orden del 125 por ciento.

Los recursos de capital están estimados en 23.681 millones, compuestos por recursos propios de capital, las transferencias de capital y la disminución de la inversión financiera, que incluye la liquidación de los activos invertidos en el Fondo Fiduciario del Plan Castello.

Ávila explicó que entre los ingresos que contempla el Presupuesto están detallados los fondos reservados para finalizar las dos obras que faltan de las 24 que contenía el Plan Castello.

Se estima un crecimiento de los ingresos de capital del 144,11 por ciento respecto del cierre de 2023.

Con respecto a los gastos, el Presupuesto estima para el 2024 un total de 1 billón 47 mil pesos, que representan un aumento nominal del 92 por ciento respecto de los gastos de este año. Los gastos corrientes tienen una participación del 93 por ciento, y los de capital, del 7 por ciento.

Los corrientes ascienden a 972.336.000 y se van a incrementar este año en 86,49 por ciento con relación a lo ejecutado este año. El 70 por ciento de estos gastos corrientes incluyen el gasto de personal, los bienes de consumo y los servicios. La partida de personal en los gastos corrientes es del 62,51 por ciento.

SUGERENCIAS:  Calcatreu: con participación de diversos actores, quedó conformada la Comisión para evaluar estudios ambientales del proyecto minero

Las transferencias corrientes, que incluyen la coparticipación que transfiere la Provincia a los municipios, tienen una participación del 22 por ciento, y se prevé un aumento del 106 por ciento respecto de este año.

Los gastos de capital tienen estipulado un aumento significativo del 240 por ciento de lo proyectado para este año. Esto incluye las inversiones que piensa realizar la Provincia a través de obras de infraestructura o compra de bienes de capital, que ascienden a 75.540 millones de pesos.

De acuerdo a estos ingresos y gastos, el resultado primario del ejercicio 2024 previsto es positivo por 69 mil millones de pesos y el resultado económico de ahorro es de de 48 mil millones. En cuanto al resultado financiero, se plantea un déficit de 3.352 millones de pesos.

Gabriela Abraham, de Unidad Ciudadana, manifestó el acompañamiento de su bloque hacia “una herramienta necesaria y fundamental para enfrentar los desafíos económicos que vamos a tener en un contexto de cambio de gobierno y en un escenario nacional donde se viene anunciando una estanflación”.

Por el bloque Frente Grande, Marcelo Mango voto a favor, aunque expresó que el proyecto parece “apenas un boceto”, que mantiene una alta dependencia de los recursos nacionales. También cuestionó “la baja inversión” en bienes y obras públicas, en un escenario de falta de financiamiento de estos rubros. Reclamó por una mejor gestión y administración de políticas provinciales para mejorar condiciones relacionadas a exportaciones hidrocarburíferas o de la fruticultura.

Alejandro Marinao, también justificó el acompañamiento del Frente de Todos: “Hoy estamos dándole a la nueva administración la posibilidad de utilizar su herramienta presupuestaria en un contexto muy complejo, difícil y de alta incertidumbre financiera y económica”.

SUGERENCIAS:  A buen ritmo avanza la construcción de un nuevo plan de viviendas en Valcheta

Cerró el debate el presidente del bloque oficialista, Facundo López: “Sabemos que es el Presupuesto más raro que estamos aprobando, porque no sabemos qué hay de cierto hacia adelante”, expresó.

López sintetizó la política del próximo gobierno de Alberto Weretilneck: “Venimos a ordenar, a modernizar, a generar desarrollo económico y productivo, venimos a seguir generando más turismo, venimos a tratar de que todos los rionegrinos se sientan orgullosos y a intentar realizar un gobierno mejor que el que hicimos durante los dos períodos anteriores de Alberto”.

No obstante, advirtió sobre “un contexto económico de muchísima incertidumbre”, por lo cual “a lo mejor, todo lo que dijimos hoy caiga en saco roto, o no, a partir de la jura del nuevo Presidente y de la nueva ley ómnibus o el paquete de leyes”.