Palmieri expresó la voluntad del Gobierno de apoyar exportaciones de crudo por Sierra Grande

Ante un auditorio que albergó a más de 400 personas, el vicegobernador Alejandro Palmieri expresó la “voluntad política del Gobierno de Río Negro”, de acompañar el proyecto de construcción de una terminal portuaria en Sierra Grande que permitirá a la empresa YPF, exportar los saldos extras de producción que obtenga del yacimiento Vaca Muerta.

“Yo quiero ser militante del desarrollo, del crecimiento económico, y no del miedo. Quiero acompañar. Y hablo en primera persona, pero creo que todos queremos acompañar a la República Argentina en sus objetivos de crecimiento. Porque eso hace un país federal”, expresó, y agregó: “También estamos para pedirle al Estado nacional que nos dé lo que nos corresponde, pero también queremos aportar”.

La audiencia pública fue convocada por la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia y, como se explicó, se buscó generar un espacio de puesta en conocimiento de todos los detalles de esta iniciativa (desde los ambientales, hasta los técnicos y económicos), y de expresión de los vecinos. Se programó la exposición de los responsables de los estudios de impacto ambiental, y se habían registrado 140 oradores. La obra, que se estima demandará una inversión de unos 2.500 millones de dólares, se estima que permitirá exportaciones de crudo a partir del año 2026 por 10.000 millones de dólares.

Pasadas las 9 de la mañana, y luego de las palabras de bienvenida del Intendente Renzo Tamburrini, Palmieri manifestó que, la obra una vez concluida, “serán un aporte al objetivo estratégico nacional de lograr la soberanía energética. Y al mismo tiempo será una oportunidad para la región y una esperanza para Sierra Grande”.

SUGERENCIAS:  Cuatro listas competirán por la intendencia en Valcheta

Destacó que “no podemos darle la espalda a una obra que es similar a otras miles que existen en todos los rincones del planeta”, y puso como ejemplo sistemas similares de exportación de crudo que funcionan en Uruguay, Brasil, Perú y el Golfo de México. También advirtió que el resto de las provincias patagónicas incluso tienen autorizado la explotación petrolera mar adentro, y que, en el caso de Río Negro, solo se autorizó el transporte. “Desde 1914 YPF embarca petróleo desde Comodoro Rivadavia”, aclaró.

“Esta obra tranquilamente podría hacerse en cualquier otra provincia Argentina con mar, pero queremos que sea en Río Negro”, dijo y despertó los primeros aplausos del auditorio, que se conformó en el gimnasio Vuta Mahuida.

“La energía, el petróleo, el gas, mueven al mundo, aportan calidad de vida, posibilitan el transporte, y alimentan las empresas que dan trabajo. Y en ese marco, hoy podemos y queremos venderle al mundo la energía que necesita y que producimos acá”, manifestó.

En relación a la importancia del encuentro propiciado por la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia, aseguró que “la audiencia es una oportunidad para preguntar, y para exigir que se cumplan los parámetros ambientales en cada uno de los centímetros de oleoducto que cruzará por la provincia”.

El vicegobernador cerró diciendo: “No militemos el miedo, no dejemos pasar una oportunidad que es histórica para los argentinos y que, como dijo el intendente de Renzo Tamburrini, una oportunidad que Sierra Grande hace mucho tiempo está esperando”.