Productores y comerciantes presentaron ante el EPRE un reclamo tarifario

La presidenta del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), Isabel Tipping, recibió esta mañana a un grupo de representantes del sector productivo que se presentaron en la sede del organismo de Cipolletti para pedir explicaciones sobre los últimos aumentos relacionados con el servicio eléctrico.

Fueron alrededor de 40 personas encabezadas por los referentes de la Federación de Productores de Río Negro y otras cámaras sectoriales, a quienes se les recibió formalmente un reclamo.

En la oportunidad se les explicó el detalle de la reciente decisión del ente regulador, relacionada con cambios en la tarifa eléctrica de EdERSA como consecuencia del efecto inflacionario en sus estructura de costos no salariales, medido desde mayo del año pasado hasta la actualidad. Esa situación fue debatida recientemente en una audiencia pública convocada por el EPRE.

Tipping aclaró ante los presentes que los cambios que se verán reflejados en las facturas que lleguen a partir de junio también incluyen el último tramo de las paritarias con los incrementos salariales del sector, lo cual por ley se pasa directamente a la factura. Dijo que se trata de un aumento que varía según la categoría tarifaria pero que, a rasgos generales, va del 3 al 6.3%, inferior a la pretensión que la distribuidora hizo en la última audiencia.

Además de recibir y dar explicación a algunas problemáticas puntuales, durante la reunión se abordó el fuerte peso que tiene para el sector productivo el costo de la energía, que aumentó tres veces su costo desde agosto del año pasado, pero que es una decisión que toma el Gobierno Nacional sin intervención de la Provincia. “Para los usuarios residenciales ese incremento en el costo de la energía fue de siete veces en relación a agosto de 2022”, añadió la funcionaria.

SUGERENCIAS:  Ya está disponible el padrón definitivo para las elecciones generales

También se analizó lo que pasa con otras jurisdicciones vecinas, como Neuquén, donde el sector productivo en algunos casos paga tarifas de entre un 30 y un 50% mayores a las de EdERSA en Río Negro.