El CURZAS-UNCo trabaja en un mapeo de ofertas académicas de la Región Sur

El proyecto busca inspirar a los estudiantes a considerar la educación superior como una opción viable y atractiva.

Con el objetivo de orientar a los jóvenes de la Región Sur de Río Negro, el CURZAS-UNCo comenzó a implementar el proyecto de Orientación Vocacional Ocupacional (OVO) en las localidades donde funcionan los Nodos Universitarios.

Este proyecto no solo busca informar sino también inspirar a los estudiantes a considerar la educación superior como una opción viable y atractiva.

Lesly Silva, referente del proyecto, destacó la importancia de este enfoque. “Para nuestro equipo es fundamental escuchar por dónde andan las preguntas y las inquietudes de los adolescentes y jóvenes”. Esta interacción directa permite al equipo adaptar sus talleres y actividades a esas necesidades y deseos.

El primer paso incluyó jornadas de trabajo con alumnos de 5º y 6º año. “A través de una dinámica grupal generamos la instancia para escuchar por dónde andan sus preguntas, qué información les gustaría recibir”, explicó Silva. La recepción de los estudiantes fue positiva y participativa, con muchos de ellos inscribiéndose para un taller más extenso en el segundo cuatrimestre.

El equipo del proyecto se enfrenta ahora al desafío de mapear las ofertas académicas disponibles en la Región Sur y sus alrededores. Esto incluye no solo las opciones de la UNCo, sino también las de otras universidades públicas y privadas, así como institutos de formación docente y cursos de oficios.

“Entendemos que el derecho a elegir es parte de lo que tenemos que promover”, señaló Silva para enfatizar la necesidad de brindar herramientas para la toma de decisiones.

Neysa Paternessi, estudiante avanzada de Psicopedagogía, destacó la importancia de abordar los miedos y dudas que los jóvenes enfrentan sobre su futuro.

SUGERENCIAS:  Río Negro expuso agenda de comercialización turística en el Norte Argentino

“Si bien hay muchas formas de armar una orientación, nuestra propuesta es trabajar en preguntarse, en el autoconocimiento. No es solo un test. Trabajamos una breve presentación con un caso externo para que puedan ver qué harían en un caso determinado”, explicó.

“En general surgen cuestiones que tienen que ver con desacuerdos o exigencias de la familia, con conflictos internos, no saber qué decidir por lo que piensan los padres, mandatos sociales o cuestiones que involucran dudas, temores con respecto a la falta de experiencia, el miedo a equivocarse y la inseguridad que sienten en ese momento”, agregó.

Este enfoque integral busca no solo informar a los estudiantes, sino también ayudarlos a tomar decisiones conscientes sobre su futuro académico y profesional. La Jornada Taller de Orientación Ocupacional Vocacional, que se realizará en el segundo cuatrimestre, promete ser un espacio crucial para continuar este trabajo.