Después de cinco meses, el Tren Patagónico volvió a unir Bariloche y la costa rionegriona

El servicio debut arribó esta mañana a las 9.50 a la estación de Bariloche, con 50 pasajeros. Por ahora, unirá la ciudad cordillerana con San Antonio Oeste.

Exactamente a las 9.50, tal como estaba previsto, se empezó a escuchar la bocina del tren que, segundos después, detenía su marcha en la estación de Bariloche. Algunos trabajadores del Tren Patagónico filmaban el momento histórico ya que el servicio se reanudó después de cinco meses.

Pero en esta ocasión, el trayecto solo cubrirá San Antonio Oeste y Bariloche por el mal estado de las vías rumbo a Viedma.

Los 50 pasajeros que formaron parte del debut del servicio intentaban sostener sus bolsos y valijas mientras se agregaban abrigos. El sol no alcanzaba a atenuar el termómetro de la mañana, con una temperatura apenas de tres grados.

«Vengo a Bariloche a ver a mi hijo que vive acá. Vengo todos los años y siempre lo hago en tren ya que es una experiencia única. Es más lindo, cómodo y muy buena la atención», explicó Noemí Erbin, junto a sus dos pequeños hijos, mientras se despedía de una pasajera que conoció en el trayecto.

El pasaje le salió 23 mil pesos y destacó que ya no hay «una gran diferencia» con el micro que ronda los 27 mil pesos, aunque destacó que es «mucho más lindo el tren».

A pocos metros, Rocío Calleja, de Viedma, se preparaba para abandonar la terminal. «Vengo siempre a pasear, pero en esta ocasión, tuve que tomarme un colectivo hasta San Antonio. Espero que se reanude pronto el servicio histórico de Viedma y Bariloche«, dijo la mujer que suele viajar dos o tres veces al año en tren. «Amo el servicio del tren -reconoció-, me encanta cómo nos atienden y es super cómodo. Lo esperábamos con ansias. Tengo conocidos en la Línea Sur y muchos vienen a Bariloche por temas de salud, no solo con un fin turístico y este tiempo, han quedado desconectados. No tienen cómo moverse si no pasa el tren. De modo que es super importante que se reanude esta frecuencia».

SUGERENCIAS:  Se firmó convenio en el marco de la implementación del “IPPV en tu barrio”

Pablo Calderón es camarero en el Tren Patagónico donde trabaja desde hace cuatro años y medio. Aguadaba que baje el último pasajero del tren. «El regreso del tren fue una alegría por nuestros puestos laborales y para la gente. Uno escuchaba los comentarios y la gente estaba muy contenta. Todo era positivo. Y más aún porque llegamos temprano: unos 15 minutos antes de lo previsto. No solo es una comodidad viajar en tren: para la gente de la Línea Sur es una ayuda muy grande», reconoció.

Daniel Godoy, de Viedma, fue el último pasajero en descender. Viajó a Bariloche donde lo aguarda un puesto de trabajo por la temporada de invierno. «: trabajar la temporada invierno. «Tenía que viajar ahora y por suerte, arrancó el tren. Está bueno que una la provincia, la costa del mar con la cordillera. La verdad es que viajé muy cómodo, dormí bastante y resultó bastante rápido también. Se siente el frío nomás», planteó sonriendo.

A fines de diciembre del año pasado, el Gobierno de Río Negro anunció que cancelaría el servicio del Tren Patagónico durante todo el verano argumentando que no estaba garantizada «la seguridad de los pasajeros”. La decisión fue suspender el servicio hasta el 31 de marzo, pero los trabajos se extendieron hasta fines de mayo. 

Carlos Cañiú, el jefe de la Estación Bariloche, protagonizó la vuelta del servicio. «Estamos muy contentos. Es un orgullo que regrese el tren. Se hizo un gran trabajo de mantenimiento de las vías y un ploteado de los coches y se sigue trabajando para restaurar el tramo Bariloche – Viedma«, reconoció. Y resaltó que «el tren nunca dejó de funcionar desde que la provincia se hizo cargo en 1994. Con altibajos, pero siempre estuvo funcionando. La gente de la Línea Sur usa mucho el trayecto Jacobacci Bariloche».

SUGERENCIAS:  IPROSS hacia el ordenamiento económico para tener autosustentabilidad

En marzo, el presidente de la empresa Roberto López indicó a este diario que «hay un problema importante con las vías entre Viedma y San Antonio» que requiere «reparaciones intensivas y armado de vías en 10 kilómetros», lo que demandaría una inversión de 300 millones de dólares.

Al consultarlo respecto a la restauración del servicio Bariloche y San Antonio Oeste no quiso precisar la inversión realizada argumentando que «se hicieron muchas cosas».

Desde ahora, el tren saldrá los viernes a las 20 desde San Antonio Oeste y llegará a las 10 del sábado a Bariloche. Regresa el domingo a las 17, con arribo el lunes a las 7.30 a San Antonio. El servicio que une Jacobacci y Bariloche, en cambio, sale los martes y jueves a las 4 de la mañana rumbo a Bariloche y regresa a las 17.

Fuente: Diario Río Negro