“El Complejo Universitario Regional abre caminos a la interculturalidad”

La Asamblea de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) reformó su estatuto y aprobó el Complejo Universitario Regional Zona Atlántica y Sur (CURZAS).

El proyecto presentado por el Centro Regional Universitario Zona Atlántica (CURZA) generó un intenso debate este miércoles 13/3 en Neuquén por la creación de una unidad académica que no tiene antecedentes en el país.

El proyecto aprobado por el Consejo Directivo del CURZA, y consensuado por toda la comunidad educativa, da cuenta del desarrollo en educación mediada por tecnología digital, y  la expansión territorial que el centro ha alcanzado y ha concretado con la apertura de nodos de educación a distancia, en 9 localidades de la Región Sur y de la Zona Atlántica.

Las diferencias entre los integrantes del máximo órgano de cogobierno de la UNCo se evidenciaron en un empate que, finalmente, definió la rectora Beatriz Gentile con su voto a favor.

Al finalizar, la decana del CURZA, Adriana Goicochea, manifestó que -aunque reñida- la decisión estuvo en línea con la convocatoria de la Asamblea UNCO de “pensar en una Universidad para las próximas décadas”.

“Este proyecto nos involucra a todos como Universidad del Comahue, porque abre una posibilidad para que otros territorios tengan acceso. Estamos llegando a las comunidades donde no hay otra oferta, estamos dando oportunidades de crecimiento y opciones para evitar la migración y el desarraigo”, definió.

“Hoy está en Río Negro y mañana podría implementarse en el interior de la provincia de Neuquén. Esta es una visión que comparte el Rectorado, que comparte el Gobierno de Río Negro en una época en que la integración es imprescindible”, definió.

SUGERENCIAS:  Weretilneck: "Hay un gran capital alrededor de la minería en la Región Sur. No debemos desaprovecharlo"

Durante las dos jornadas se votó también la conversión de la UNCo en la primera Universidad Intercultural del país.

Sobre este tema la asambleísta Mónica Amado señaló que “la accesibilidad fue una puerta que abrimos, y con ella queremos continuar. Los nodos nos permiten otra aproximación, ampliar la porosidad de las fronteras de la Universidad, para llegar a los pueblos, comprender la idiosincrasia de la gente, escuchar, compartir lenguaje, intercambiar visiones, dejarnos penetrar por las culturas diversas. Eso es Interculturalidad”.

La asambleísta, y directora de Educación a Distancia del CURZA, María Silvia Alasio, planteó que “aprobamos proyectos como el de interculturalidad y el de géneros, pero cuando la universidad piensa en su propia estructura se vuelve rígida y prefiere estandarizar”.

“Nuestro proyecto es innovador, igual que el de 1972. Tengamos ahora la libertad y la creatividad para animarnos a pensar qué le conviene a una universidad regional del siglo XXI”, agregó.

Desde el Centro de Estudiantes del CURZA, Zoe Estigarribia, planteó la importancia de un proyecto que escribió toda la comunidad educativa y las comunidades de la Línea Sur.

“Es emocionante que los estudiantes seamos protagonistas y podamos decirles que necesitamos de la Universidad Pública para mejorar nuestra calidad de vida, la de todos aquellos a los que hoy hicimos parte de la Universidad y de un proyecto para su futuro”, definió.

Otro de los asambleístas, Fabián Fernández, destacó que “los principales actores de la política rionegrina acompañan el proyecto, ven la necesidad que la universidad llegue a donde nadie llegó”. 

El CURZA viajó con una delegación de 22 personas, representantes del Consejo Directivo y del Consejo Superior, para defender la creación de este nuevo tipo de unidad académica. Participó también como invitado el presidente del Ente de la Región Sur Darío Ibáñez Huaquian.

SUGERENCIAS:  Echarren brindó precisiones sobre los lineamientos del Ministerio de Obras Públicas

Brisa Cumilaf compartió su experiencia como estudiante de Comallo, localidad de la Línea Sur, y destacó la política que piensa “una universidad al servicio del pueblo”.

“La universidad yendo al territorio con sus carreras, con sus proyectos institucionales y demás, hace que más estudiantes puedan ser parte de la universidad. Nos llegan, experiencias de compañeros que hoy estudian en el CURZA y sus padres se han anotado a una carrera del Nodo. Padres que posiblemente no tuvieron la oportunidad en su juventud de poder completar su educación superior, por cuestiones económicas o de otra índole”, detalló.

Otro de los consejeros asambleístas, Juan José Gallego, fue contundente al señalar que el proyecto representa a toda la universidad.

“Nosotros a donde llegamos, vamos con ese logo, el logo de la Universidad Nacional del Comahue”, manifestó.   

En la asamblea hubo expositores de la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro.

Entre ellos, Rocío Andrade -egresada del Comahue- pidió el respaldo de la asamblea para el CURZAS por tratarse de una herramienta que permite darle contenido a la declaración de interculturalidad de la UNCo.